¿Cuál es la mejor época para plantar césped?

Debemos conocer cuál es la mejor época para plantar césped natural en nuestro jardín, y así conseguir que luzca en perfecto estado

Hay dos épocas más propicias para plantar césped natural en el jardín. Una de ellas es durante la primavera y la otra a principios del otoño, ambas están consideradas de “crecimiento”. El jardín ha superado las condiciones más extremas meteorológicas durante el año, tanto el frío invierno como la sequía del verano.

Agrocesped es una empresa especializada en el cultivo y distribución de los rollos de césped natural o tepes desde hace más de diez años. Servimos a toda Península y Baleares en tan sólo 24/48 horas. Consulte disponibilidad. Solicite presupuesto sin compromiso.

El crecimiento del césped natural podrá variar dependiendo de la época del año en que decidamos plantarlo. Si nos inclinamos durante el otoño, será más rápido ya que la temperatura de la tierra es más caliente debido al verano. Mientras, durante la primavera será algo más lento el crecimiento y tardará más en cubrir todo el jardín.

Estos factores hay que tenerlos en cuenta siempre y cuando plantemos las semillas mediante la siembra tradicional. Si nos decantamos por la instalación de los rollos de césped natural o tepes, podemos conseguir un perfecto estado en cualquier momento del año.

Se deberá plantar césped natural en primavera y a principios del otoño, estas dos épocas se consideran de crecimiento

En el caso de las semillas debemos elegir el mismo tipo de las que ya haya plantadas, para que sus necesidades nutricionales sean las mismas. También deberemos mirar la climatología existente dónde vivamos, para elegir la mejor variedad.

Las planchas de césped natural están creadas a partir de una minuciosa selección de las mejores semillas y una maduración en tierra de más de doce meses. Son extraídas mediante máquinas especializadas y cargadas posteriormente en camiones para su transporte a destino. De esta manera llegan a su jardín en perfecto estado de frescor y verdor.

En la actualidad estamos muy acostumbrados a contemplar este tipo de césped en rollos tanto en jardines públicos como privados y en áreas deportivas como campos de fútbol, de golf, tenis,… debido a su rápida instalación y sus buenos resultados.

Cuando decidamos plantar césped natural debemos elegir las ventajas y/o desventajas de los dos tipos a que nos referimos. Semillas o tepes. El primer caso es más lenta y laboriosa, con resultados no muy buenos en ocasiones, ya que determinados insectos o aves devoran las semillas, produciéndose calvas y zonas despobladas.

Mientras que con los tepes conseguimos un jardín en perfecto estado desde el primer momento que comenzamos con su instalación. Es una tarea muy sencilla de llevar a cabo pudiendo hacerlo uno mismo, además todos nuestros tepes están tratados para reducir el riesgo de padecer enfermedades, hongos o malas hierbas.

Los rollos de césped natural poseen un gran poder de adaptación y de regeneración. Esto significa que pueden ser instalados en cualquier época del año, ya haga frío o calor lo mismo da, y en todo tipo de terreno, llano o en pendiente.

Pero antes de realizar cualquier tipo de tarea para plantar césped natural, se deberán realizar unas sencillas tareas para preparar el terreno. Así nos ahorrará tiempo y trabajo cuando comencemos con la tarea, y garantizaremos que la planta enraíce mejor.

Servimos a particulares y a profesionales del sector de la jardinería, viveros, paisajistas, jardineros o especialistas en áreas verdes

Se trata de limpiar todo el jardín de piedras, malas hierbas y desechos que puedan existir. Se debe revisar el riego automático existente o instalar uno nuevo en caso de que fuera necesario. A continuación se nivelará el terreno y por último añadiremos una capa de arena de río, mantillo y tierra vegetal de unos 6 cm de espesor y a partes iguales.

Césped natural en tepes o rollos Agrocesped.

Una vez esté el terreno limpio podremos comenzar a plantar césped natural. En caso de la siembra se realizará en primavera o en otoño, y en caso de instalar tepes se podrá llevar a cabo en cualquier momento del año.

Si optamos por la siembra de semillas, elegiremos un tipo que se adapte perfectamente tanto a la climatología que exista donde vivamos, y de la misma variedad que las ya existentes. También es importante que se esparzan la misma cantidad por metro cuadrado, para evitar que se produzcan calvas o zonas más despobladas.

Con los rollos de césped natural se instalan de una manera rápida y sencilla, pudiendo llevarla a cabo nosotros mismos y visualizando los resultados desde el primer momento. En tan sólo unas horas, nuestro jardín habrá formado un perfecto manto verde, libre de calvas y malas hierbas, de gran resistencia y fácil enraizamiento.

Los tepes son fácilmente manejables debido en parte a sus medidas 2,50 cm x 0,40 cm y un peso aproximado de unos 20 kg. Se adaptan perfectamente a la decoración del jardín, sólo necesitaremos un cúter para realizar los cortes que sean necesarios.

Después de plantar césped natural comenzaremos con los riegos. Deben ser suaves y realizarse de una manera uniforme, evitando que se produzcan zonas secas o zonas con encharcamientos, ya que dañarían seriamente el jardín.

Con la instalación de los tepes se deberán realizar tres riegos diarios, que irán disminuyendo a medida que el césped natural va enraizándose. Lo podremos comprobar tirando ligeramente de ellos hacia arriba y así comprobar que estén bien agarrados.

Así que dependiendo del tipo de césped natural que vamos a plantar, podrá variar la época, pero al final conseguiremos un perfecto jardín.

Otros artículos de interés:

Césped natural para piscina

¿Cómo sembrar césped natural en casa?