Archivos de la categoría Abonos y Fertilizantes

Información sobre los fertilizantes y abonos para jardinería. Abonos y fertilizantes para el césped natural en tepes.

El compost: elaboración artesanal

El compost y su elaboración artesanal. Abono natural para el césped natural. Productos y materiales para realizar el compost de forma elaborada.

El compost es un abono natural donde usamos materiales orgánicos que desechamos. Éstos se van descomponiendo durante un tiempo. De esta manera, podemos definirlo como un fertilizante para alimentar a nuestro jardín con rollos de césped natural.

¿Qué materiales podemos usar para elaborar el compost? Pues podemos aplicar tanto restos de frutas, verduras, restos del césped natural tras la siega como los posos de café. Por ejemplo, los posos de café que siempre desechamos lo podemos usar para realizar abono de forma natural. Este material nos proporciona múltiples ventajas para el césped natural como es mayor calidad de la tierra, es decir, si mezclamos el café con tierra vegetal, obtendremos un ahorro por la compra de un abono químico. Los posos de café ayudan a las plantas ornamentales a nitrogenar la tierra y, en consecuencia, favorecen el crecimiento del césped y de cualquier planta. Si, además, lo mezclamos con agua, obtendremos un fertilizante líquido.

El Compost: Elaboración artesanal
El Compost: Elaboración artesanal
El Compost: Elaboración artesanal
El Compost: Elaboración artesanal

Por otra parte, las hojas que suelta el césped natural tras haber realizado la siega son otros elementos con los que podemos fabricar el compost. Estos debemos almacenarlos en algún lugar cerrado y seco ya que puede originar un olor desagradable donde automáticamente se descomponga. En caso de olor, podremos echar café, restos de poda, cenizas, frutas… para que disminuya el olor.

En definitiva, el compost es una forma fácil de abonar nuestra tierra para una mejor vida del césped natural. Supone un ahorro de dinero, además de contribuir con la naturaleza. Si bien, puede resultar un trabajo tedioso. Pero este trabajo se verá recompensado con un fantástico jardín sostenible y ecológico.

Abono complejo para césped natural

Definición de abonos simples y abonos compuestos. Composición y tipos del abono complejo. Nutrientes ideales para el césped natural con abono complejo.

Uno de los pilares fundamentales del mantenimiento del césped natural es el abono, no un abono cualquiera. En este artículo veamos qué tipos de abonos existen y cuál es el más eficiente para nuestro jardín.

El abono es un componente químico del que se le suele nutrir el césped natural. Existen dos tipos de abonos. Por un lado, los abonos simples son fertilizantes  que sólo contienen un único componente (nitrógeno, fósforo o potasio). Por otro lado, los abonos compuestos son componentes que contienes al menos dos nutrientes principales. Dentro de estos se clasifican en abono complejo y abono de mezcla.

El abono complejo es aquel que se obtiene mediante reacción química de las materias primas que lo componen. Cada gránulo posee la misma proporción de cada uno de los nutrientes. En la finca de Agrocesped es la que suele usar por su atractivo en sus características. En consecuencia, recomendamos que se aplique este tipo de abono en una proporción de 20-30 gramos por cada metro cuadrado durante los meses de marzo a noviembre y una vez al mes.

Abono complejo para césped natural
Abono complejo para césped natural

Los fertilizantes NPK  son nutrientes que son asimilables 100% por los cultivos. Son los más eficaces y rentables dando mayor beneficio tanto para las tierras como por el ahorro de costes que este producto conlleva. Así, las ventajas de aplicar abono complejo serían: reducir costes secundarios como la distribución del abono en la tierra ya que trabaja con menores cantidades de producto ya que cada gránulo está unificado en uno mismo, la hoja del césped natural aprovechará mejor el abono y permiten una distribución uniforme y un mejor aprovechamiento.

Por otro lado, el abono de mezcla, o también llamado abono blending, que son mezclas de diferentes componentes pero sin reacción química. Cada gránulo contiene un nutriente y, por tanto, en cada saco existen la mezcla de nitrógeno, fósforo y potasio.

Componentes del abono para el césped natural

Componentes del abono para el césped natural. Los componentes del abono necesarios para mantener los tepes césped natural en óptimas condiciones.

El abono es un fertilizante que mejora la calidad del césped natural, de las plantas y los árboles. Podemos clasificarlos como abono simple o  compuesto. En este post hablaremos en concreto del abono complejo.

Nutrientes abono
Nutrientes abono

La recomendación de Agrocesped es nutrir de abono complejo granulado a las plantas ornamentales como puede ser el césped natural. Los nutrientes mínimos que debe contener todo abono complejo son: el nitrógeno (N) cuyas cualidades hacen que el césped natural enraíce correctamente. También, favorece el crecimiento de las raíces y de las hojas.  La cantidad recomendada de nitrógeno es de un 12%.

Otro de los nutrientes de que debe contener el abono es el fósforo (P), que debe contener un 11% de este componente. Hace que reaccione el sistema radicular en períodos de crecimiento. El potasio (K) es otro nutriente principal para el abono. Se caracteriza por estimular el crecimiento y de proteger al césped frente a hongos y enfermedades. Deberá contener un 18%. Los profesionales hablan siempre de los NPK refiriéndose a los porcentajes que representan estos nutrientes en el abono. Por el ejemplo lo que recomendamos desde Agrocesped es un NPK 12-11-18

Además de estos nutrientes existen otros como el calcio, magnesio, el zinc o el manganeso, entre otros, que enriquecen el terreno e influyen en el color del césped natural.

Abono complejo
Abono complejo

La cantidad de abono a nutrir el césped depende de la variedad de césped elegido, de la temperatura y humedad, del terreno, etc. Por ejemplo, la variedad trafic que se caracteriza por ser un tipo de césped resistente que se adapta muy bien al clima de cada zona se debe aportar una proporción de unos 20-30 gramos por cada metro cuadrado. La frecuencia sería cada 4 o 5 semanas los meses de primavera, verano y otoño. En invierno no sería necesario nutrirlo puesto que se para el crecimiento.

Por último, unas pautas a seguir a la hora de echar el abono serían: es necesario segar antes de abonar y regar después de echar el abono. Repartir de manera uniforme para evitar quemaduras en el césped y no echar en exceso. Existen abonadoras para repartir a partes iguales por todo el terreno. De cualquier manera, recomendamos seguir siempre las recomendaciones de los fabricantes.