Archivo de la etiqueta: eficiente

Abono complejo para césped natural

Definición de abonos simples y abonos compuestos. Composición y tipos del abono complejo. Nutrientes ideales para el césped natural con abono complejo.

Uno de los pilares fundamentales del mantenimiento del césped natural es el abono, no un abono cualquiera. En este artículo veamos qué tipos de abonos existen y cuál es el más eficiente para nuestro jardín.

El abono es un componente químico del que se le suele nutrir el césped natural. Existen dos tipos de abonos. Por un lado, los abonos simples son fertilizantes  que sólo contienen un único componente (nitrógeno, fósforo o potasio). Por otro lado, los abonos compuestos son componentes que contienes al menos dos nutrientes principales. Dentro de estos se clasifican en abono complejo y abono de mezcla.

El abono complejo es aquel que se obtiene mediante reacción química de las materias primas que lo componen. Cada gránulo posee la misma proporción de cada uno de los nutrientes. En la finca de Agrocesped es la que suele usar por su atractivo en sus características. En consecuencia, recomendamos que se aplique este tipo de abono en una proporción de 20-30 gramos por cada metro cuadrado durante los meses de marzo a noviembre y una vez al mes.

Abono complejo para césped natural
Abono complejo para césped natural

Los fertilizantes NPK  son nutrientes que son asimilables 100% por los cultivos. Son los más eficaces y rentables dando mayor beneficio tanto para las tierras como por el ahorro de costes que este producto conlleva. Así, las ventajas de aplicar abono complejo serían: reducir costes secundarios como la distribución del abono en la tierra ya que trabaja con menores cantidades de producto ya que cada gránulo está unificado en uno mismo, la hoja del césped natural aprovechará mejor el abono y permiten una distribución uniforme y un mejor aprovechamiento.

Por otro lado, el abono de mezcla, o también llamado abono blending, que son mezclas de diferentes componentes pero sin reacción química. Cada gránulo contiene un nutriente y, por tanto, en cada saco existen la mezcla de nitrógeno, fósforo y potasio.

Jardines sostenibles para el medio ambiente

Jardines sostenibles para el medio ambiente. Mantenimiento de jardines sostenibles con materiales ecológicos. Sensibilización con jardines sostenibles.

La biodiversidad se puede definir como la diversidad de interacciones entre las especies y su ambiente, es decir, el ecosistema donde los organismos viven junto con el aire, el agua, el suelo que los rodean. Pues bien, con los jardines sostenibles y eco responsables son fomentados a través de los cuidados de las plantas, árboles, tepes de césped natural, etc. Junto con esto, también debemos estar concienciados y sensibilizados con la naturaleza.

Jardines sostenibles
Jardines sostenibles

En los últimos años se están produciendo cambios en la concienciación de las personas por tener jardines sostenibles y eco responsables con el medio ambiente. Cada vez son más los productos que se reciclan y somos más las personas que usamos productos reciclados. Por tanto, está existiendo un concepto de jardinería moderna que es la jardinería ecológica. Ello producto un impacto muy positivo para el medio ambiente y para las personas.

Por otro lado, existen compost que viene de un proceso de transformación de la materia orgánica y de los que podemos nutrir nuestro jardín de césped natural. También usando el riego de forma eficiente tendremos jardines sostenibles. Para ello debemos usar riegos automático y por aspersión o difusores.

Otro de los elementos para tener jardines sostenibles es proteger el suelo a través de la incorporación de césped cortado, restos de podas, etc. Ello atrae la biodiversidad y protege el césped de los rayos de sol, sobre todo en los meses de verano.

Finalmente, los fertilizantes naturales son usados por jardineros profesionales eco responsable. Tratan de encontrar con productos que satisfagan sus necesidades.

En resumen, este nuevo concepto de jardinería ecológica intenta cuidar la naturaleza y, además, la salud de las personas. Ello implica, también, un ahorro de costes para el consumidor final.