Archivo de la etiqueta: abono

Nutrientes abono

Fertilizantes para césped

La aplicación de fertilizantes al césped natural es muy necesaria, ya que le aporta todos los nutrientes que necesita para su correcto desarrollo

Debemos tener en cuenta a la hora de aplicar los fertilizantes, el tipo de césped natural que tenemos, como y cuando se debe aplicar y las propiedades del suelo.

Los fertilizantes están compuestos por varios elementos, tres de ellos son fundamentales, nitrógeno, fósforo y potasio. Otros como el cobre, boro o manganeso también aportarán grandes beneficios.

Agrocesped césped natural es una empresa dedicada a la producción y venta de césped natural en rollos (tepes) para jardinería y áreas verdes. Todos nuestros cultivos están tratados con un fertilizante complejo de microelementos, ideales para su correcto crecimiento. Envío 24h. Calidad garantizada. Césped en tepe barato. Solicita presupuesto sin compromiso.

Debemos tener especial cuidado a la hora de aplicar el fertilizante, ya que una inadecuada cantidad puede ocasionar grandes daños al césped natural. Se debe prestar atención tanto a la dosis a aplicar como a los consejos y normas de aplicación que nos indique el fabricante.

Los fertilizantes aportan los nutrientes que el césped natural necesita para su correcto crecimiento

Con este artículo pretendemos dar a conocer un poco el porqué es tan necesario fertilizar nuestro jardín, cómo se debe de realizar, que tipos de fertilizantes podemos encontrar en el mercado y hasta los errores más comunes que se realizan habitualmente.

El césped natural necesita nutrientes para su crecimiento, y nota la falta de ellos. Algunos suelos aportan esos nutrientes que necesita, pero con el paso del tiempo van desapareciendo. Al igual que realizamos las tareas de regar o segar tan necesarias en el jardín, la aplicación de nutrientes también es fundamental.

Abono complejo
Abono complejo

Los fertilizantes son necesarios en el jardín por las siguientes razones:

  • Los suelos tienen falta de nutrientes o son muy arenosos.
  • Las siegas tan continuas que se realizan en el césped.
  • Previene y fortalece del ataque de hongos, y en caso de verse afectado ayuda en su recuperación.
  • Estimula el crecimiento de raíces y hojas.
  • Controla y reduce la aparición de malas hierbas.
  • En caso de que el césped esté bajo de nitrógeno se mostrará con poca densidad y con un color más amarillento.

Para aplicar la dosis correcta de fertilizante debemos tener en cuenta el tipo de suelo, la superficie que vamos a aplicar, y la variedad de césped natural que tenemos en el jardín.

Césped natural Agrocesped
Césped natural Agrocesped

Desde Agrocesped le aconsejamos el tipo de abono que aplicamos en todos nuestros cultivos. Engloba las cantidades de nitrógeno, fósforo, potasio, magnesio, azufre, boro, hierro, manganeso y zinc en su justa medida. Todas y cada una de ellas son necesarias en el crecimiento del césped natural. Aplicarlo en su modalidad granulada, los nutrientes se distribuyen de una forma equilibrada y eficiente.

Es muy importante aplicar la dosis de fertilizante correcta, de lo contrario el césped natural se vería dañado

La presentación de los fertilizantes puede variar, dependiendo de su forma o estado de presentación, líquidos o granulados.

Líquido, este tipo de fertilizantes son de acción rápida, ya que penetran en la tierra y llegan a las raíces rápidamente. Habitualmente suelen mezclarse con agua.

Granulado, se reparten por todo el terreno, para su disolución y penetración en la tierra deben ser regados. A su vez, pueden ser de liberación lenta o rápida.

  • Rápida, en unas 4 semanas aproximadamente libera todos los nutrientes.
  • Lenta, los nutrientes se van liberando de manera gradual, dependiendo de las necesidades de la planta en cada momento, actúan entre 8 a 12 semanas. Este tipo de fertilizantes nutren de una manera correcta durante más tiempo, impiden el crecimiento excesivo de la planta y disminuye la pérdida de nutrientes y de sufrir quemaduras el césped natural.
Nutrientes abono
Nutrientes abono

Los tiempos de absorción que se indican siempre son aproximados, ya que dependerá también del agua que reciban y de la temperatura que exista en cada momento.

El mercado nos ofrece también un tipo de fertilizantes que combinan con la acción herbicida. Algunos preemergentes, que previenen la aparición de malas hierbas y postemergentes, los cuales son muy eficaces una vez hayan salido.

Los fertilizantes están compuestos por varios elementos químicos. Todos y cada uno de ellos aportan al césped natural diferentes características y beneficios determinados. Indicaremos los más utilizados, su simbología y una pequeña descripción de cada uno. Así conoceremos un poco más las características del fertilizante que se aplica.

Abono complejo para césped natural
Abono complejo para césped natural
  • Nitrógeno (N): Aporta el color verde vivo de la planta y favorece el crecimiento de sus hojas. Este elemento es el que más está presente en el césped.
  • Fósforo (P) y Calcio (Ca): Facilitar el desarrollo de las raíces.
  • Potasio (K): Al igual que los dos anteriores, también ayuda en el desarrollo de las raíces, y además le aporta resistencia ante enfermedades, fríos intensos o sequías.
  • Magnesio (Mg): Facilita la formación de azúcares, componente esencial en el tejido vegetal.
  • Azufre (S): Impulsa su coloración verde, y unido con la cal actúa como fungicida.
  • Cinc (Zn): Forma parte de los procesos metabólicos de la planta, tal es el caso del crecimiento y desarrollo. Es de gran importancia en la síntesis de proteínas y en el metabolismo del nitrógeno.
  • Hierro (Fe): Necesario en el crecimiento de la planta, su falta se aprecia en las zonas más amarillentas del jardín.
  • Manganeso (Mn): Mejora la fotosíntesis unido con el hierro.

Los fertilizantes deben contener tres elementos básicos, nitrógeno, fósforo y potasio, en una proporción de 12, 11 y 18 por ciento respectivamente. Estos tres componentes, unidos al zinc, manganeso, azufres, magnesio, hierro y boro en menor cantidad, componen un abono equilibrado, aportando todos los nutrientes que el césped natural necesita para su correcto desarrollo.

Consejos sobre mantenimiento
Consejos sobre mantenimiento

Los fertilizantes deben aplicarse durante los meses de marzo a noviembre, siempre antes de comenzar con los calores más fuertes o los fríos más intensos. Hay que prestar especial atención a las cantidades que aplicamos, ya que un exceso de abono perjudicaría seriamente a la planta, y una escasa aplicación no aportaría nada.

A la hora de aplicar el fertilizante, debemos de evitar que se concentre mucha cantidad en un punto concreto, ya que produciría quemaduras en el césped. Se puede aplicar tanto de manera manual, esparciendo aleatoriamente por todo el jardín, o mediante herramientas que nos facilite la tarea. Siempre al finalizar se realizará un riego por toda la zona, de esta forma se disolverá y penetrará mejor en la tierra.

No se debe aplicar los fertilizantes con el césped mojado o húmedo, ya que se quedaría pegado en el césped provocándole grandes quemaduras. Se recomienda que su aplicación se realice después de la siega.

Se deben tomar una medida mínimas de seguridad a la hora de aplicar el fertilizante, tales como no abonar cuando haga viento, evitar el contacto con la piel, utilizar métodos y prendas de protección, y al finalizar limpiar los utensilios correctamente.

Normalmente los errores más habituales que se cometen cuando abonamos el césped natural son por bajas proporciones de los elementos, no realizarse de una manera uniforme, sólo aplicar el fertilizante cuando vemos que el césped natural tiene mal aspecto o no regar el jardín después de su aplicación.

Los fertilizantes para césped natural son muy necesarios a la hora de su crecimiento y desarrollo, si lo realizamos de la manera más adecuada nuestro jardín se mantendrá en perfecto estado durante todo el año.

Otros artículos de interés:

Ventajas del césped natural

Cómo plantar césped natural en rollos o tepes

Césped natural de bajo mantenimiento

El compost: elaboración artesanal

El compost y su elaboración artesanal. Abono natural para el césped natural. Productos y materiales para realizar el compost de forma elaborada.

El compost es un abono natural donde usamos materiales orgánicos que desechamos. Éstos se van descomponiendo durante un tiempo. De esta manera, podemos definirlo como un fertilizante para alimentar a nuestro jardín con rollos de césped natural.

¿Qué materiales podemos usar para elaborar el compost? Pues podemos aplicar tanto restos de frutas, verduras, restos del césped natural tras la siega como los posos de café. Por ejemplo, los posos de café que siempre desechamos lo podemos usar para realizar abono de forma natural. Este material nos proporciona múltiples ventajas para el césped natural como es mayor calidad de la tierra, es decir, si mezclamos el café con tierra vegetal, obtendremos un ahorro por la compra de un abono químico. Los posos de café ayudan a las plantas ornamentales a nitrogenar la tierra y, en consecuencia, favorecen el crecimiento del césped y de cualquier planta. Si, además, lo mezclamos con agua, obtendremos un fertilizante líquido.

El Compost: Elaboración artesanal
El Compost: Elaboración artesanal
El Compost: Elaboración artesanal
El Compost: Elaboración artesanal

Por otra parte, las hojas que suelta el césped natural tras haber realizado la siega son otros elementos con los que podemos fabricar el compost. Estos debemos almacenarlos en algún lugar cerrado y seco ya que puede originar un olor desagradable donde automáticamente se descomponga. En caso de olor, podremos echar café, restos de poda, cenizas, frutas… para que disminuya el olor.

En definitiva, el compost es una forma fácil de abonar nuestra tierra para una mejor vida del césped natural. Supone un ahorro de dinero, además de contribuir con la naturaleza. Si bien, puede resultar un trabajo tedioso. Pero este trabajo se verá recompensado con un fantástico jardín sostenible y ecológico.

Abono complejo para césped natural

Definición de abonos simples y abonos compuestos. Composición y tipos del abono complejo. Nutrientes ideales para el césped natural con abono complejo.

Uno de los pilares fundamentales del mantenimiento del césped natural es el abono, no un abono cualquiera. En este artículo veamos qué tipos de abonos existen y cuál es el más eficiente para nuestro jardín.

El abono es un componente químico del que se le suele nutrir el césped natural. Existen dos tipos de abonos. Por un lado, los abonos simples son fertilizantes  que sólo contienen un único componente (nitrógeno, fósforo o potasio). Por otro lado, los abonos compuestos son componentes que contienes al menos dos nutrientes principales. Dentro de estos se clasifican en abono complejo y abono de mezcla.

El abono complejo es aquel que se obtiene mediante reacción química de las materias primas que lo componen. Cada gránulo posee la misma proporción de cada uno de los nutrientes. En la finca de Agrocesped es la que suele usar por su atractivo en sus características. En consecuencia, recomendamos que se aplique este tipo de abono en una proporción de 20-30 gramos por cada metro cuadrado durante los meses de marzo a noviembre y una vez al mes.

Abono complejo para césped natural
Abono complejo para césped natural

Los fertilizantes NPK  son nutrientes que son asimilables 100% por los cultivos. Son los más eficaces y rentables dando mayor beneficio tanto para las tierras como por el ahorro de costes que este producto conlleva. Así, las ventajas de aplicar abono complejo serían: reducir costes secundarios como la distribución del abono en la tierra ya que trabaja con menores cantidades de producto ya que cada gránulo está unificado en uno mismo, la hoja del césped natural aprovechará mejor el abono y permiten una distribución uniforme y un mejor aprovechamiento.

Por otro lado, el abono de mezcla, o también llamado abono blending, que son mezclas de diferentes componentes pero sin reacción química. Cada gránulo contiene un nutriente y, por tanto, en cada saco existen la mezcla de nitrógeno, fósforo y potasio.

Ventajas del césped natural frente al césped artificial

Ventajas del césped natural frente al césped artificial y sobre la instalación, rápida y sencilla, y mantenimiento de los tepes.

El césped es una planta ornamental donde las empresas productoras preparan los llamados tepes para su venta. Los tepes consisten en rollos de césped natural que son manejables fácilmente para su instalación. Incluso lo podría preparar uno mismo con bastante facilidad. Si bien, el césped artificial es más delicado y lo suelen instalar profesionales en la materia.

Césped natural Agrocesped
Césped natural Agrocesped

La principal ventaja de los rollos de césped es su coste. El precio del metro cuadrado sale más barato que un césped artificial.  Además, la comodidad y la suavidad de  un césped natural no lo va a encontrar en otro tipo de productos, al igual que el ambiente fresco que se respira en los jardines. Así pues, los tepes suelen aminorar los efectos del calor en el verano y absorber el ruido y la contaminación. Por tanto, instalar césped natural en el jardín de su casa es una sensación inigualable.

La instalación de los rollos de césped es sencilla y rápida. El efecto visual es inmediato. Sólo con echar una capa de mantillo mezclado con arena y pasar un rulo ya tendríamos preparado el terreno.

Tepes de césped natural
Tepes de césped natural

En cuanto al mantenimiento del césped es similar aunque, si bien, distinto. El mantenimiento básico del césped es la siega, abono y riego, en verano. En otoño y en invierno casi es mínimo lo que hay que hacer. Es más dependiendo de la zona donde resida, hay variedades de césped que se adapta mejor a su clima. Desde Agrocesped el césped por excelencia es la llamada variedad trafic compuesto por una mezcla de semillas que hacen de él un césped confortable y duradero.  Por el contrario, el césped artificial hay que lavarlo y peinarlo, desinfectarlo de cualquier bacteria que pudiera penetrarse…

Sistema de riego del césped en el jardín

El sistema de riego del césped natural es fundamental a la hora de realizar tareas de mantenimiento en el jardín, lo mejor es instalar riego por aspersión

El riego del césped es una tarea fundamental para mantener el jardín en óptimas condiciones para su uso y disfrute. La función principal del riego es empapar de agua el suelo de la superficie sembrada para tener un césped natural con un color brillante y precioso.

La frecuencia del riego ha de ser dos riegos diarios durante el verano, en primavera (dependiendo de la climatología) cada dos días y en invierno (dependiendo de las lluvias) un riego cada 10 días.

Debemos tener en cuenta otros aspectos en cuanto al riego del césped. Un riego excesivo daría lugar a la aparición de hongos y otras enfermedades. También, provocaría la disolución veloz del abono del que se ha nutrido. De esta manera, con un riego abundante quedaría el suelo bastante compactado y no permitiría oxigenar el césped a la vez que podrían producir charcos con total seguridad.

Por otra parte, la sequedad no le viene nada bien al césped natural. El principal síntoma de sequedad es cuando el césped natural del jardín empieza a tener un color verde grisáceo.

Sistema de riego del césped en el jardín
Sistema de riego del césped en el jardín

En lo que se refiere a la forma de riego, lo podemos hacer a través de manguera o, bien, instalando riego automático. Desde Agrocesped recomendamos que se instale un riego programado por la sencilla razón de que regaría de forma uniforme todo el jardín. Sin embargo, un riego con manguera no garantizaría esta uniformidad. Si bien esto sería factible para jardines muy pequeños. La ventaja del riego por aspersión es que nos beneficiaríamos de tiempo y dinero.

Cómo evitar el crecimiento de las malas hierbas

Debemos evitar el crecimiento de las malas hierbas y conocer la forma de eliminarlas. Algunas variedades de césped son mas resistentes.

Plantación de tepes-Agrocesped
Plantación de tepes-Agrocesped

Las malas hierbas o malezas son plantas o hierbas que crecen en un lugar donde no queremos que salgan por la existencia de césped o de cualquier otra plantación. Estas muestran un abandono del jardín y compiten con el césped en cuanto al sol, abonos, etc. Las razones por las que nacen estas hierbas  son por la mala calidad del terreno, daños producidos por animales, a las condiciones climatológicas como las temperaturas extremas de calor (ayuda al crecimiento de las mismas) y falta de mantenimiento como de riego, abono, aireación, etc.

Su crecimiento lo podemos evitar de la siguiente manera:

  • Instalación de tepes de césped natural: las empresas que se dedican a la producción de césped tratan el producto detalladamente nutriéndoles de los abonos necesarios, herbicidas, etc.
  • Realizar una siega con una altura media de 3 centímetros. La frecuencia en verano ha de ser 1 vez a la semana.
  • El abono y el riego necesario para la variedad de césped existente.
  • Base de mantillo y arena de río para la preparación del terreno.
  • Eliminar las malas hierbas nada mas que nazcan mediante herbicidas, o bien, arrancándolas de raíz si el terreno del jardín es pequeño.
Cómo evitar el crecimiento de las malas hierbas
Cómo evitar el crecimiento de las malas hierbas

Desde Agrocesed cuidamos todos estos detalles al milímetro ya que con la variedad con la que más trabajamos, la variedad trafic, hacen de él un césped bastante resistente a enfermedades y hongos y resistentes a las malas hierbas. Es un césped que se adapta muy bien al clima y al pisoteo. Por eso la base para que no se produzcan el nacimiento de las malas hierbas es el terreno.

Así pues, tendremos que realizar un seguimiento o plan para las malas hierbas:

  1. Identificar las malezas.
  2. Vigilarlas
  3. Gestionar el jardín correctamente.
  4. Seleccionar el herbicida más adecuado.

Mantenimiento en otoño del césped natural

Hay que preparar el jardín para la siguiente estación, por eso es importante realizar tareas de mantenimiento en otoño del césped natural

En los meses de otoño e invierno son meses en los que el mantenimiento de los jardines de su casa es menor. Si bien, la aireación y escarificación del suelo son técnicas que se deben realizar durante el mantenimiento en otoño. Es un buen momento para realizar tanto la siembra como la instalación de tepes. Estas técnicas son utilizadas para evitar que se produzcan encharcamientos en el césped natural además de oxigenar el terreno para un mayor endurecimiento de las raíces.

Estos meses de fríos son meses en los que las hojas de los árboles de hoja caduca empiezan a caerse, entonces, si éstas caen sobre nuestro jardín, habría que recogerlas a menudo.

Mantenimiento en Otoño del césped natural
Mantenimiento en Otoño del césped natural

Con las primeras lluvias el mantenimiento en otoño e invierno debemos ir reduciendo el número de riegos y de siega. El riego depende de la lluvia, en caso de que no llueva durante algún tiempo, deberíamos regarlo como 3 o 4 días a la semana. Luego, cada 20 días aproximadamente se debería segar el césped. Especial precaución de no segar el césped cuando esté mojado. En cuanto al abono hemos de recordar que se debe echar de marzo a noviembre, una vez cada 4 ó 5 semanas.

En invierno, con las heladas habría que pasar un rulo para afirmar el terreno. La frecuencia de la siega es mínima y el riego casi también. Aunque cuando estemos acabando el invierno, antes de que empiece la primavera, es momento de ir realizando la primera siega.

Por último, conservar la maquinaria en buen estado es otro del mantenimiento en otoño.  Por ello, debemos realizar una limpieza general del cortacésped, ajustar las bujías, engrasar la maquinaria, vaciar los depósitos de aceite y gasolina y extraer la batería.

Ahorro de agua en el jardín

Debemos conocer cómo gestionar el ahorro de agua en el jardín y sus fórmulas para poder realizarlo de la mejor manera posible

La jardinería ecológica cada vez está más presente en este mundo globalizado. Además, cada vez estamos más preocupados sobre el medio ambiente. Para su sostenibilidad debemos cuidarlo a través de distintas medidas. Por ejemplo, el ahorro de agua en nuestro jardín es una de las medidas para favorecer el medio ambiente. Además de ello, nos supone un ahorro en nuestro bolsillo.

Ahorro de agua en el jardín
Ahorro de agua en el jardín

Para que el ahorro de agua se produzca debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Usando una mezcla de mantillo con arena, hace que el terreno esté húmedo durante la mayor parte del día. En consecuencia, el riego va a ser menor.
  • La altura de la siega es fundamental para el consumo del agua. Una siega baja requiere un consumo de agua mayor, por tanto, el ahorro de agua será menor. La altura óptima es de 3 centímetros.
  • Instalar riego por aspersión o difusores y ajustarlos para que no se formen charcos. El riego con manguera, normalmente, el consumo será mayor. Además, el riego ha de hacer por la mañana o por la tarde-noche en verano. Si lo hiciéramos a las horas de sol, el agua se evaporará y, en consecuencia, el jardín del césped natural de su casa necesitará más riegos.
  • Un exceso de dosis de los nutrientes del abono provocará una necesidad de agua por parte del césped.
  • Evitar el nacimiento de malas hierbas ya que estas malezas compiten con el césped natural por el sol, agua…
  • Instalar sensores de lluvia para que el riego se paralice en caso de lluvia.
  • Elegir la mejor variedad que se adapte en su zona geográfica. Desde Agrocesped usamos las mejores semillas del mercado y estudiamos la mezcla óptima para que el mantenimiento sea menor y el ahorro de agua sea mayor.
  • Recoger el agua de lluvia vía estanques o mecanismos tradicionales.

En resumen, usemos el agua con moderación. Tampoco quiere decir que no se riegue, ya que si no se riega el césped natural de nuestro jardín podría morir.

Aireación y Escarificación del terreno

Qué son la aireación y escarificación en el césped natural, sabes cuándo debemos realizar estas tareas y cómo son algunas de las cuestiones que exponemos.

La aireación y escarificación son tareas que realizamos en el terreno de nuestro césped natural para darle oxígeno y así mantener un jardín resistente y duradero. La aireación consiste en realizar unos agujeros en el terreno para que le entre aire.

Debemos tener en cuenta que el césped natural es una planta y como tal es un ser vivo y necesita de oxígeno, sol y agua para sobrevivir. Por el contrario, la escarificación es una técnica que permite eliminar los residuos que se almacenan sobre la superficie.

Realizar ambas tareas beneficiará mucho al jardín, permitiendo un crecimiento mucho mejor

Una vez realizadas ambas técnicas, es un buen momento para nutrir al terreno de un abono enraizante para, posteriormente, echar las semillas y el recebo. Éste consiste en esparcir sobre la superficie una mezcla de mantillo mezclada con arena de río o tierra vegetal.

Aireación y Escarificación
Aireación y Escarificación

La aireación y escarificación se suelen realizar dos veces al año. Normalmente coincide con los períodos de siembra. Por ejemplo, sería buena época realizarlo al principio de la primavera y, también, en otoño.

Existen herramientas que pueden servir para realizar las tareas de aireación y escarificación. Para la escarificación existen diferentes máquinas dependiendo de los metros cuadrados de superficie de jardín. En el caso de jardines menores de 50 metros cuadrados, están las escarificadoras de mano como los rastrillos. Para terrenos entre 50 y 100 metros cuadrados tenemos las escarificadoras manuales rotativas y para terrenos mayores de 100 metros cuadrados tenemos las escarificadoras con motorización.

Por otro lado, para realizar la aireación del terreno podemos usar horcas de mano con varias púas que solemos utilizarlo en jardines muy pequeños, rulo con púas para superficies algo más grande. Y, por último, las aireadoras profesionales que suelen aplicarse para campos deportivos.

En conclusión, la aireación y escarificación son técnicas que solemos utilizar en Agrocesped para la siembra de nuestro jardín. Si bien los pasos a seguir serían: siega, aireación y escarificación, resiembra, recebo, abono y riego.

Consejos básicos de mantenimiento en verano

Consejos básicos sobre el mantenimiento a realizar del césped natural en verano y aspectos a tener en cuenta para tener un jardín en perfecto estado

En verano son meses de buen tiempo y calor, y apetece disfrutar de un jardín verde, fresco, suave y agradable. Para que no tengas problema de que se ponga amarillo, de que está seco, etc. Os damos unas pautas a seguir para un mantenimiento básico:

  • Siega: desde Agrocesped recomendamos que antes de realizar la siega debemos afilar la cuchilla correctamente para no dañar al césped natural. La frecuencia de siega se suele realizar cada 10 días en los meses de verano. Sin embargo en los meses de invierno será suficiente con hacerlo cada 20-30 días. La altura de corte del césped es de 2 a 3 centímetros, ideal para mantenerlo agradable al tacto
Siega Agrocesped
  • Abonado: en la finca Agrocesped usa abono complejo ideal para la variedad trafic (mezcla de festuca arundinácea, ray grass y poa pratensis). Como mínimo debe tener los siguientes nutrientes: 12% Nitrógeno, 11% Fósforo y 18% Potasio (NPK). La cantidad de abono que necesita para su mantenimiento es entre 20 y 30 gramos por cada metros cuadrado y la frecuencia de abono es desde los meses de marzo a noviembre. Muy importante no excederse de la cantidad de abono ya que podría originar quemaduras. A continuación debemos regarlo.
Abono Agrocesped
Abono Agrocesped
  •  Riego: el riego quizá sea el cuidado más importante para mantener el césped natural en perfectas condiciones. Una de las principales razones por las que amarillea el césped es por la falta de humedad. En los primeros días de la instalación debemos regarlo poco tiempo durante muchas veces, es decir, el terreno tiene que estar prácticamente húmedo durante todo el día y la noche. Así obtendremos un excelente enraizamiento y crecimiento. Pasado esos 10 días, los riegos normales han de ser por la mañana y otro por la tarde-noche evitando siempre regarlo en las horas centrales (a excepción de la primera semana).
  • Riego Agrocesped
    Riego Agrocesped

    Por otra parte, no hay una duración de riego exacto porque depende de la             temperatura de la zona, de la humedad, del terreno, etc. Uno mismo tiene que ir viendo cómo va evolucionando el césped con el paso del tiempo.

    Por su comodidad, por el importante ahorro que ello supone y por la supervivencia del césped natural, desde Agrocesped recomendamos instalar un sistema de riego por aspersión para que reparta el agua de manera uniforme. No debemos regarlo con manguera.

    Siga estos consejos básicos sobre mantenimiento de césped. Verá como su césped lo agradecerá e incluso uno mismo lo cómodo que estará. Si no cumplimos estas pautas la supervivencia del césped natural de su jardín corre peligro. No lo dejes para otro día y cumple los tiempos que os damos.