Archivo de la etiqueta: abonos

Abono complejo para césped natural

Definición de abonos simples y abonos compuestos. Composición y tipos del abono complejo. Nutrientes ideales para el césped natural con abono complejo.

Uno de los pilares fundamentales del mantenimiento del césped natural es el abono, no un abono cualquiera. En este artículo veamos qué tipos de abonos existen y cuál es el más eficiente para nuestro jardín.

El abono es un componente químico del que se le suele nutrir el césped natural. Existen dos tipos de abonos. Por un lado, los abonos simples son fertilizantes  que sólo contienen un único componente (nitrógeno, fósforo o potasio). Por otro lado, los abonos compuestos son componentes que contienes al menos dos nutrientes principales. Dentro de estos se clasifican en abono complejo y abono de mezcla.

El abono complejo es aquel que se obtiene mediante reacción química de las materias primas que lo componen. Cada gránulo posee la misma proporción de cada uno de los nutrientes. En la finca de Agrocesped es la que suele usar por su atractivo en sus características. En consecuencia, recomendamos que se aplique este tipo de abono en una proporción de 20-30 gramos por cada metro cuadrado durante los meses de marzo a noviembre y una vez al mes.

Abono complejo para césped natural
Abono complejo para césped natural

Los fertilizantes NPK  son nutrientes que son asimilables 100% por los cultivos. Son los más eficaces y rentables dando mayor beneficio tanto para las tierras como por el ahorro de costes que este producto conlleva. Así, las ventajas de aplicar abono complejo serían: reducir costes secundarios como la distribución del abono en la tierra ya que trabaja con menores cantidades de producto ya que cada gránulo está unificado en uno mismo, la hoja del césped natural aprovechará mejor el abono y permiten una distribución uniforme y un mejor aprovechamiento.

Por otro lado, el abono de mezcla, o también llamado abono blending, que son mezclas de diferentes componentes pero sin reacción química. Cada gránulo contiene un nutriente y, por tanto, en cada saco existen la mezcla de nitrógeno, fósforo y potasio.

Cómo evitar el crecimiento de las malas hierbas

Cómo evitar el crecimiento de las malas hierbas. Formas de eliminar las malas hierbas. Variedades de césped resistentes a las malas hierbas o malezas.

Plantación de tepes-Agrocesped
Plantación de tepes-Agrocesped

Las malas hierbas o malezas son plantas o hierbas que crecen en un lugar donde no queremos que salgan por la existencia de césped o de cualquier otra plantación. Estas malas hierbas muestran un abandono del jardín y compiten con el césped en cuanto al sol, abonos, etc. Las razones por las que nacen estas hierbas  son por la mala calidad del terreno, daños producidos por animales, a las condiciones climatológicas como las temperaturas extremas de calor (ayuda al crecimiento de las mismas) y falta de mantenimiento como de riego, abono, aireación, etc.

El crecimiento de las malas hierbas lo podemos evitar de la siguiente manera:

  • Instalación de tepes de césped natural: las empresas que se dedican a la producción de césped tratan el producto detalladamente nutriéndoles de los abonos necesarios, herbicidas, etc.
  • Realizar una siega con una altura media de 3 centímetros. La frecuencia en verano ha de ser 1 vez a la semana.
  • El abono y el riego necesario para la variedad de césped existente.
  • Base de mantillo y arena de río para la preparación del terreno.
  • Eliminar las malas hierbas nada mas que nazcan mediante herbicidas, o bien, arrancándolas de raíz si el terreno del jardín es pequeño.
Cómo evitar el crecimiento de las malas hierbas
Cómo evitar el crecimiento de las malas hierbas

Desde Agrocesed cuidamos todos estos detalles al milímetro ya que con la variedad con la que más trabajamos, la variedad trafic, hacen de él un césped bastante resistente a enfermedades y hongos y resistentes a las malas hierbas. Es un césped que se adapta muy bien al clima y al pisoteo. Por eso la base para que no se produzcan el nacimiento de las malas hierbas es el terreno.

Así pues, tendremos que realizar un seguimiento o plan para las malas hierbas:

  1. Identificar las malezas.
  2. Vigilarlas
  3. Gestionar el jardín correctamente.
  4. Seleccionar el herbicida más adecuado.