Archivo de la categoría: Mantenimiento del césped

Realizar tareas de mantenimiento en el césped natural es fundamental, si queremos disfrutar de un jardín en perfecto estado.

Qué cuidados y mantenimiento a realizar en el césped natural, nos ayudará a que se mantenga durante todo el año en perfectas condiciones.

Ayudaremos con algunos consejos para su correcto cuidado, en cuanto a riegos, siegas, abonados, escarificados, recebos, pinchados, etc.

Todos y cada uno de ellos son muy sencillos de realizar, y aportan grandes beneficios al jardín, que el césped natural nos agradecerá.

Césped natural de bajo mantenimiento

Mantenimiento del césped natural en primavera

Escarificado y aireado del césped natural

Césped natural para piscinas

Jardinería

Abono complejo para césped natural

Sistema de riego del césped en el jardín

Cómo evitar el crecimiento de las malas hierbas

Consejos sobre mantenimiento – césped natural

Componentes del abono para el césped natural

Aireación y Escarificación del terreno

Qué son la aireación y escarificación en el césped natural, sabes cuándo debemos realizar estas tareas y cómo son algunas de las cuestiones que exponemos.

La aireación y escarificación son tareas que realizamos en el terreno de nuestro césped natural para darle oxígeno y así mantener un jardín resistente y duradero. La aireación consiste en realizar unos agujeros en el terreno para que le entre aire.

Debemos tener en cuenta que el césped natural es una planta y como tal es un ser vivo y necesita de oxígeno, sol y agua para sobrevivir. Por el contrario, la escarificación es una técnica que permite eliminar los residuos que se almacenan sobre la superficie.

Realizar ambas tareas beneficiará mucho al jardín, permitiendo un crecimiento mucho mejor

Una vez realizadas ambas técnicas, es un buen momento para nutrir al terreno de un abono enraizante para, posteriormente, echar las semillas y el recebo. Éste consiste en esparcir sobre la superficie una mezcla de mantillo mezclada con arena de río o tierra vegetal.

Aireación y Escarificación
Aireación y Escarificación

La aireación y escarificación se suelen realizar dos veces al año. Normalmente coincide con los períodos de siembra. Por ejemplo, sería buena época realizarlo al principio de la primavera y, también, en otoño.

Existen herramientas que pueden servir para realizar las tareas de aireación y escarificación. Para la escarificación existen diferentes máquinas dependiendo de los metros cuadrados de superficie de jardín. En el caso de jardines menores de 50 metros cuadrados, están las escarificadoras de mano como los rastrillos. Para terrenos entre 50 y 100 metros cuadrados tenemos las escarificadoras manuales rotativas y para terrenos mayores de 100 metros cuadrados tenemos las escarificadoras con motorización.

Por otro lado, para realizar la aireación del terreno podemos usar horcas de mano con varias púas que solemos utilizarlo en jardines muy pequeños, rulo con púas para superficies algo más grande. Y, por último, las aireadoras profesionales que suelen aplicarse para campos deportivos.

En conclusión, la aireación y escarificación son técnicas que solemos utilizar en Agrocesped para la siembra de nuestro jardín. Si bien los pasos a seguir serían: siega, aireación y escarificación, resiembra, recebo, abono y riego.

Componentes del abono para el césped natural

Componentes del abono para el césped natural. Los componentes necesarios para mantener los tepes césped natural en óptimas condiciones.

El abono es un fertilizante que mejora la calidad del césped natural, de las plantas y los árboles. Podemos clasificarlos como abono simple o  compuesto. En este post hablaremos en concreto del abono complejo.

Nutrientes abono
Nutrientes abono

La recomendación de Agrocesped es nutrir de abono complejo granulado a las plantas ornamentales como puede ser el césped natural. Los nutrientes mínimos que debe contener son: el nitrógeno (N) cuyas cualidades hacen que el césped natural enraíce correctamente. También, favorece el crecimiento de las raíces y de las hojas.  La cantidad recomendada de nitrógeno es de un 12%.

Otro de los nutrientes de que debe contener son el fósforo (P), que debe contener un 11% de este componente. Hace que reaccione el sistema radicular en períodos de crecimiento. El potasio (K) es otro nutriente principal para el abono. Se caracteriza por estimular el crecimiento y de proteger al césped frente a hongos y enfermedades. Deberá contener un 18%. Los profesionales hablan siempre de los NPK refiriéndose a los porcentajes que representan estos nutrientes en el abono. Por el ejemplo lo que recomendamos desde Agrocesped es un NPK 12-11-18

Además de estos nutrientes existen otros como el calcio, magnesio, el zinc o el manganeso, entre otros, que enriquecen el terreno e influyen en el color del césped natural.

Abono complejo
Abono complejo

La cantidad de abono a nutrir el césped depende de la variedad de césped elegido, de la temperatura y humedad, del terreno, etc. Por ejemplo, la variedad trafic que se caracteriza por ser un tipo de césped resistente que se adapta muy bien al clima de cada zona se debe aportar una proporción de unos 20-30 gramos por cada metro cuadrado. La frecuencia sería cada 4 o 5 semanas los meses de primavera, verano y otoño. En invierno no sería necesario nutrirlo puesto que se para el crecimiento.

Por último, unas pautas a seguir a la hora de echar el abono serían: es necesario segar antes de abonar y regar a continuación. Repartir de manera uniforme para evitar quemaduras en el césped y no echar en exceso. Existen abonadoras para repartir a partes iguales por todo el terreno. De cualquier manera, recomendamos seguir siempre las recomendaciones de los fabricantes.

Consejos básicos de mantenimiento en verano

Consejos básicos sobre el mantenimiento a realizar del césped natural en verano y aspectos a tener en cuenta para tener un jardín en perfecto estado

En verano son meses de buen tiempo y calor, y apetece disfrutar de un jardín verde, fresco, suave y agradable. Para que no tengas problema de que se ponga amarillo, de que está seco, etc. Os damos unas pautas a seguir para un mantenimiento básico:

  • Siega: desde Agrocesped recomendamos que antes de realizar la siega debemos afilar la cuchilla correctamente para no dañar al césped natural. La frecuencia de siega se suele realizar cada 10 días en los meses de verano. Sin embargo en los meses de invierno será suficiente con hacerlo cada 20-30 días. La altura de corte del césped es de 2 a 3 centímetros, ideal para mantenerlo agradable al tacto
Siega Agrocesped
  • Abonado: en la finca Agrocesped usa abono complejo ideal para la variedad trafic (mezcla de festuca arundinácea, ray grass y poa pratensis). Como mínimo debe tener los siguientes nutrientes: 12% Nitrógeno, 11% Fósforo y 18% Potasio (NPK). La cantidad de abono que necesita para su mantenimiento es entre 20 y 30 gramos por cada metros cuadrado y la frecuencia de abono es desde los meses de marzo a noviembre. Muy importante no excederse de la cantidad de abono ya que podría originar quemaduras. A continuación debemos regarlo.
Abono Agrocesped
Abono Agrocesped
  •  Riego: el riego quizá sea el cuidado más importante para mantener el césped natural en perfectas condiciones. Una de las principales razones por las que amarillea el césped es por la falta de humedad. En los primeros días de la instalación debemos regarlo poco tiempo durante muchas veces, es decir, el terreno tiene que estar prácticamente húmedo durante todo el día y la noche. Así obtendremos un excelente enraizamiento y crecimiento. Pasado esos 10 días, los riegos normales han de ser por la mañana y otro por la tarde-noche evitando siempre regarlo en las horas centrales (a excepción de la primera semana).
  • Riego Agrocesped
    Riego Agrocesped

    Por otra parte, no hay una duración de riego exacto porque depende de la             temperatura de la zona, de la humedad, del terreno, etc. Uno mismo tiene que ir viendo cómo va evolucionando el césped con el paso del tiempo.

    Por su comodidad, por el importante ahorro que ello supone y por la supervivencia del césped natural, desde Agrocesped recomendamos instalar un sistema de riego por aspersión para que reparta el agua de manera uniforme. No debemos regarlo con manguera.

    Siga estos consejos básicos sobre mantenimiento de césped. Verá como su césped lo agradecerá e incluso uno mismo lo cómodo que estará. Si no cumplimos estas pautas la supervivencia del césped natural de su jardín corre peligro. No lo dejes para otro día y cumple los tiempos que os damos.

    Mantenimiento del césped en verano

    Durante el verano se deben realizar algunas tareas de mantenimiento en el césped natural, para evitar que las altas temperaturas puedan dañarle

    instalacion tepes de cesped natural

    El mantenimiento del césped en los meses de calor varía respecto a otras épocas.

    Hay que tener en cuenta que durante el verano el césped crece de forma más rápida, por lo que debemos de procurar más cuidados y atenciones, para que las altas temperaturas no le dañen.

    Un factor principal para el mantenimiento del césped natural durante el verano es el riego.

    El riego ha de ser más intenso, pero hay que tener cuidado de no encharcar el césped, ya que podría propiciar la salida de hongos e incluso dañarlo por el efecto del sol.

    Es aconsejable no regar durante las horas centrales del día, ya que el sol podría provocar el efecto lupa y llegar a quemar el césped natural.

    Ahorro de agua en el jardín
    Ahorro de agua en el jardín

    La mejor manera de regar el césped natural es mediante aspersores. Podemos programar cuando queremos que comience a regar el jardín y la duración del mismo. Además, el mercado nos ofrece los aspersores con detector de lluvia, que ahorran hasta un 30% de agua de riego y evitan que se moje demasiado el jardín.

    Otro de los factores a tener en cuenta es el corte del césped.

    Durante el verano conviene que sea un poco más bajo que en invierno.

    La mayoría de las máquinas cortadoras de césped poseen un sistema de regulación de altura del corte, por lo que conviene modificarlo para que el corte sea mayor.

    Otros artículos de interés:

    Ventajas del césped natural

    Césped natural de bajo mantenimiento

    Mantenimiento del césped en primavera

    Para el mantenimiento del césped en primavera hay  varias labores fundamentales: Aireado, escarificado, abonado, recebado..

    Durante la primavera se deben comenzar a realizar las tareas propias. El buen tiempo ya está encima y con él, el césped natural necesita quitarse de encima todo el daño que le ha ocasionado el invierno.

    El aireado consiste en pinchar la tierra para que se oxigene. Con el aireado se favorece la permeabilidad y el crecimiento de las raíces y se consigue que la superficie sea más permeable.

    oferta cesped natural

    El escarificado consiste en remover la parte superior del suelo, que consta de restos de raíces, hojas…esta acción consigue que puedan penetrar diversas sustancias como agua, abono, oxigeno…

    Ambas acciones, aireado y escarificado, son muy necesarias a realizar en el jardín. Facilitan la absorción de agua, oxígeno y los nutrientes que vayamos a aplicar después al césped natural.

    El abonado también es una parte importante del mantenimiento del césped en primavera, ya que en esta época es cuando el césped tiene mayor demanda de nutrientes.

    El Nitrógeno es el componente clave para la nutrición del césped natural, por lo que recomendamos los abonos de liberación lenta, ya que aseguran una nutrición ajustada a las necesidades del césped.

    Además del nitrógeno, otros elementos indispensables que debe tener el abono son el fósforo y potasio. Estos tres elementos aportan las sustancias que el césped natural necesita para su correcto desarrollo en primavera.

    Abono complejo
    Abono complejo

    El recebado consiste en un material compuesto por arena de sílice y materia orgánica que se le añade al césped  y favorece el desarrollo de nuevas raíces.

    Esta labor se debe de realizar una vez al año, siendo recomendada en primavera.

    Con estos consejos para el mantenimiento de césped en primavera, no tiene que tener ningún problema con su césped de cara al verano.

    Mantenimiento del césped en invierno

    Es importante el mantenimiento del césped natural en invierno, aunque las tareas a realizar sean mínimas son también muy necesarias

    El invierno es la estación más complicada para el césped. Alguna de las variedades permanece vegetando y aguantando las inclemencias del tiempo para poder rebrotar con los primeros calores. Un claro ejemplo es la variedad Bermuda Híbrida Tifway-419

    Plantación de césped natural Agrocesped en Valdeíñigos.
    Plantación de césped natural Agrocesped en Valdeíñigos.

    En cambio otras, como nuestros tepes de la variedad Trafic, permanecen verdes a lo largo de todo el año.

    Normalmente, no es necesario el riego en invierno, siempre que existan precipitaciones periódicas.

    Para el correcto crecimiento y recuperación del césped, es fundamental el abonado en invierno. Recomendamos el abono con dosificador para que quede homogéneo. Además se debe de rastrillar posteriormente.

    Son recomendados los abonos de corta duración y con contenido equilibrado en fósforo, nitrógeno y potasio, y proceder al abonado varias veces al año.

    Instalación de tepes
    Instalación de tepes

    Puede adquirirlo en nuestra tienda online.

    Si se producen heladas continuadas, es importante pisar lo menos posible el césped,  porque existe un riesgo de surgimiento de irregularidades en la tierra ablandada.

    En invierno tenemos riesgo de deterioro del césped por hongos. Hay una serie de prácticas que nos ayudarán a mantener el césped en buen estado en invierno como el corte alto, regar en casos en los que sea estrictamente necesario y cortarlo en horas en las que ya está seco el  rocío diario.

    Debido al menor uso del jardín en esta época invernal, es el mejor momento para reponer las zonas que tengamos dañadas del resto del año.

    Hay otras actividades que podemos realizar en invierno, como el afilamiento de las cuchillas del cortacesped.

    ¡No se olvide del mantenimiento de su césped en invierno!

    Mantenimiento del césped en otoño.

    En este artículo le vamos a dar una serie de consejos para el mantenimiento del césped en otoño, y de esta manera conseguir un jardín en perfecto estado

    Todo jardín requiere un mantenimiento dependiendo de las estaciones y otoño es una época fundamental para realizar el mantenimiento del césped.

    Mantenimiento del césped en otoño.

    Primeramente, es fundamental retirar las hojas de los árboles caídas en el jardín, ya que pueden provocar algunas enfermedades en el césped.

    Para un correcto mantenimiento del césped en otoño, hay que tener en cuenta algunos factores como la siega. Ya que el césped crece menos en otoño, realizaremos un corte más alto y alargaremos los días entre corte y corte.

    Una función importante para el mantenimiento del césped en otoño, es el aireado, es decir, hacer agujeros en el césped. Esta función es importante para las raíces, ya que se liberan de la presión de un terreno compactado y provoca que el aporte de fertilizante sea absorbido con mayor facilidad.

    El aireado del césped se puede realizar de dos formas: manual y mecánica.

    Para la manual hay diversas herramientas como sacabocados (vara que, al picharla, saca cilindros de tierra),  horcas de mano, pinchos específicos de jardinería…

    El modo mecánico suele utilizarse para grandes extensiones. Éste consiste en diversas herramientas que se enganchan al tractor cómo rodillos con púas.

    Otra parte imprescindible para el mantenimiento del césped en otoño es el escarificado. Para ello, es aconsejable que el césped esté húmedo y con un corte bajo.

    Éste puede realizarse manualmente o con una máquina escarificadora. Para un correcto escarificado es importante hacerlo de dos pasadas (una a lo largo del jardín y otra a lo ancho). Después del escarificado, debemos limpiar el jardín de todos los restos que hayamos dejado. Aunque el césped no presente un aspecto óptimo, no debemos preocuparnos, ya que en unos días el jardín recuperará su mejor aspecto.

    El abonado no es imprescindible para el mantenimiento del césped en otoño, pero si puede llegar a ser muy recomendable en varios casos.

    Pinchado del césped en otoño.

    Para que el césped tenga una buena nutrición, el abonado debe de estar compuesto de varios elementos cómo el Nitrógeno (favorece el crecimiento del césped y la coloración de las hojas), Fósforo (cuya principal función es el enraizamiento y establecimiento del césped), Potasio (crea una mayor resistencia al pisoteo y al frío), Magnesio (para la coloración de las hojas) y Azufre (aumenta la resistencia del césped a las enfermedades).

    La resiembra es para casos concretos en zonas del jardín en las que haya calvas o no estén lo suficientemente tupidas por motivos como tránsito,  enfermedades, sequías…

    La semilla utilizada para la resiembra debería ser de la misma especie que la que tuviéramos sembrada.

    Si la zona del jardín a resembrar tiene menos de un 50% de césped, entonces es mejor quitarlo todo en esa zona y sembrar de nuevo.

    El primer punto para la resiembra es saber el motivo de las calvas en el jardín y solucionarlo para que no vuelva a pasar en un futuro cercano.

    Es crucial eliminar todo resto de hojas y raíces secas antes de rastrillar el suelo y mezclarlo con mantillo. La semilla de debe de esparcir de forma homogénea con la proporción indicada en las instrucciones.

    Posteriormente, se debe de rastrillar la tierra para que la semilla quede enterrada y compactarla con un rulo.

    El riego ha de ser ligero y sin encharcamientos.

    Tepes de césped Agrocesped.

    En otoño, es buena época para plantar o reparar las zonas dañadas de nuestro césped con una operación tan sencilla como utilizar los tepes de césped natural. Los tepes de césped natural, nos proporcionan una inmediatez a la hora de conseguir un césped impecable, totalmente tupido y libre de malas hierbas.

    Agrocesped S.L., cultiva y produce césped natural en rollos o tepes, listos para plantar en su jardín en la temporada de otoño.